Por Pato Sesnish jr.

 

 

 La noticia se supo rápidamente, en cuestión de días leía una nota en IMDB.com en donde mencionaban que la esposa del actor Liam Neeson estaba grave tras un accidente en esquí y cuando leí eso, no lo podía creer, pues la esposa del protagonista de la exitosa cinta de acción “Búsqueda Implacable”, es Natasha Richardson, una estupenda actriz inglesa que no se ve tan seguido en cines, que últimamente no tenía roles protagónicos en cintas, pero que si consiguió una exitosa y reconocida carrera en telefilmes, películas independientes y por supuesto en el teatro. 

 Uno es humano y me es difícil escribir brevemente el sentimiento que me embarga por la repentina partida de Natasha Richardson. Con 45 años la imaginaba en más películas en los próximos años, compartiendo crédito con nombres destacados, pero en un segundo todo ese pensamiento se desvaneció. 

Lo más difícil de creer –como cinéfilo- es lo poco y nada que he visto de su filmografía, es más, hace poco la fui descubriendo. En 2008 la vi en “La Condesa Blanca”, un “ladrillazo” –por lo pesada- film dirigido por James Ivory, que resalta por la buena actuación de Richardson junto a Ralph Fiennes. A finales del 2007 vi “Evening: Pasión al Atardecer”, donde personifica a una de las hijas de una madre que rememora viejos tiempos en su lecho de muerte, no es curioso que la actriz que personificaba a su madre era Vanessa Redgrave, mamá de Richardson en la vida real, pues tendría que parar de contar en cuantas producciones ambas coincidieron. Natasha además era hermana de Joely Richardson (Julia McNamara en “Nip / Tuck”) y sobrina de otra talentosa actriz Lynn Redgrave. En realidad, Natasha venía de una familia talentosísima, su padre era el fallecido director Tony Richardson, responsable de entre otros títulos de “Hamlet” de 1969. O sea, las artes marcaron su vida por pertenecer al Clan Redgrave. 

En 2006 renté en Blockbuster “Asylum: Entre la pasión y la demencia”, un drama interesante de una mujer de alta sociedad, ignorada por su marido (Hugh Bonneville) y que busca protección y cariño en un hombre desequilibrado que estuvo un tiempo en un psiquiátrico. En 2003 –aunque la cinta es del 2002- participó al lado de Jennifer Lopez y Ralph Fiennes en “Maid in Manhattan: Sueño de Amor”. El único título de Richardson que vi en cines. En 1995 y como “película de infancia”, fue la mamá de una de las gemelas –interpretadas por la “pecosa” Lindsay Lohan- en “Juego de Gemelas” al lado de Dennis Quaid. 

Sí, Natasha Richardson hizo mucho más. Es más, su fallecimiento afecta a un servidor pues hace sólo tres semanas anoté como próximo título para ver en DVD: “Una Mujer Llamada Nell” y “Widow’s Peak” (El Monte de las Viudas). Dos cintas en donde Richardson participó. 

Pendiente de estreno queda su último trabajo, la cinta adolescente “Wild Child”, protagonizada por la sobrina de Julia, Emma Roberts y que a Chile, luego de ser “anunciada” para exhibirse en cines, llegará directamente a DVD en los próximos días.