Por Jorge Reyes

 

 

Se supone que la presente critica debía ser de Watchmen, película que siempre pensé seria infilmable dada la estructura, complejidad y duración  de la novela grafica en la cual se basaba, así que cuando se hizo realidad este proyecto la verdad es que puse una saco de dormir en la  afueras del Cinemark, sin embargo una vez vista la película y sentado frente a mi Laptop ordenando las palabras que se agolpaban por salir e inundar la pantalla, por esos azares del destino llego a mis manos The Wrestler aquella película que nos trajo de vuelta directamente del averno al señor Mickey Rourke y dirigido nada mas y nada menos que por otro engendro demente hijo de Belcebú , el Sr. Darren Aronofsky, el mismo animal que dirigió aquel fetiche matemático llamado “Pi” y  “Réquiem por un Sueño” (de heroína y pastillitas de colores). 


Valga agregar que en esta película no solo el director y el casting son de pelos (no olvidemos que también actúa la gran Marisa Tomei, a quien recordaran en películas como “My cousin Vinnie” con el magistral Joe Pesci)  sino que también venia precedida por sendo triunfos en los festivales de Cannes, Berlín, Sundance y Huara (kiubo). Así que comprenderán que la tentación era enorme y por otro lado los sentimientos después de ver Watchmen eran tan encontrados que tenia una verdadera ensalada rusa con frutas y  mariscos en la cabeza, por lo tanto decidí despejar este enjambre de ideas y relajarme frente a mi viejo televisor, con su tonta fuente de nachos con guacamoles y su correspondiente six pack de Budweiser heladitas pa disfrutar y ver si tantos factores juntos podrían engendrar una autentica maravilla del séptimo arte (ahí donde naufragó Watchmen pero ya hablaremos de eso).  

     Debo aclarar que nunca he sido fanático de la WWE, WWF, WWC, ANFP, PPD, SQP, y todas esas estupideces con siglas donde se puro agarran a coscachos falsamente y andan haciendo parafernalia cada vez que un tipo se azota contra la lona, de hecho ni siquiera me llamo la atención eso de los Titanes del Ring donde parece que había un tal Mr. Chile (dios mío),  y creo que también había un tipo que se disfrazaba de momia y que termino en cachureos, pero bueno en fin, el asunto es que, por ende, el titulo de la película la verdad mucho no me seducía así que con pura fe en el casting y sobre todo en Aronofski empecé a ver esta película. 

     La película se trata mas o menos de lo siguiente, un luchador (no wei?) que fue grande en los 80’s, onda como el don Elías de las luchas,  a estas alturas ya se encuentra bastante venido a menos y el problema es que sobrevive solo gracias a su fama recolectada en aquellos nefastos años, aunque para ser justos con el hombre, por mas que sea tatita el tipo sigue siendo bueno en lo que hace (aparte que es lo único que sabe hacer), el problema es que como ya esta oliendo a naftalina , siempre lo dejan para la ultima pelea, onda esa que solo ve el tipo que barre y el nochero, pero como el luchador es famoso, igual lo aplauden a rabiar y él mas feliz que la rechucha y de hecho no esta ni ahí con que siempre lo releguen para el ultimo y le tiren tipos bastantes patéticos para pelear, pero eso si, todos los luchadores jóvenes lo siguen admirando y en cierta forma lo respetan, es tan solo la discriminación contra la ancianidad (y pensar que todos vamos para allá, demonios)  en todo caso mi compadre Rourke ni ahí con irse para la Fundación Las Rosas, el hombre dale que dale con la lucha y se  aguanta todo con tal de seguir luchando, incluso que el jefe de su trabajo diurno sea un papanatas y lo ningunee de lo lindo, tampoco lo importa vivir en un remolque y que su única hija lo considere un “loser”, así  nuestro pobre luchador aguanta sus días entre sus amadas luchas, su remolque y sus visitas a un cabaret de mala muerte donde su preferida es doña Marisa Tomei , viejita  igual que el, y negándose a bajar del escenario, igual que el, así que harto en común tiene este parcito que de a poquito empiezan a  hacer migas, va todo así en la vida del nacho libre anciano, hasta que a mi compadre en plena lucha le falla la cuchara y ahí queda mi cumpa todo cagao con bypass incluido, pero lo peor es que el matasanos le dice “tatita hasta aquí no mas llegaste con la tonterita de las luchas, una lucha mas y te fuiste directo pa’l patio de los callao con piyama de madera incluido”,  imagínense, al luchador de cocoon  se le viene el mundo abajo y  piensa “chachu y ahora que re cresta hago??” y aquí comienza la parte en que mi compadre puta que las va a ver peluas y requetecontrapeluas, pero solo hasta el final de la película por que ahí se da cuenta después de todas las humillaciones, ninguneos y cagaitas varias, que solo tiene una alternativa (adivinan cual?) lo bueno es que con todo, el final es abierto así que algo de esperanza le queda al Sr. Mucha lucha por que a lo largo de la película es inevitable agarrarle cariño a este viejito choto y da rabia ver como todo le sale como la reverendas wevas, ahora la gracia de esta movie esta en la dirección magistral de Aronfoski ya que controla los tiempos de una manera sublime al punto que realmente hay momento  en que te dan ganas de decirle a don Mickey Rourke “tranquilo perro todo va a salir bien” y de paso palmotearle la espalda,  por otro lado hay que decir que realmente para el Sr. Rourke este es el papel de su vida ( aunque a mi me había gustado también en “BARFLY” , donde hace de Charles Bukowski, y “Corazón Satánico”, sin perjuicio que la película se la robe un genial y pérfido De Niro haciendo de diablo tragador de huevos duros) , el tipo se las manda, el “es“ el luchador y de eso no queda duda, eso es lo que pasa cuando un director construye un papel para un actor determinado, así deberían ser todas las películas  y de paso nos ahorraríamos actuaciones mediocres toda vez que se sacaría lo mejor de cada actor, pero bue, esa es solo mi humilde opinión.  Por otro lado, la actuación de Marisa Tomei te hace pensar que el oscar de “My cousin Vinnie” no fue por que ese año lo gano prácticamente por “walk over”, y se las manda, de hecho los personajes son pocos, y ellos 2 tiene que llevar la película todo el rato, ya que la hija de el luchador es tan desagradable que estaba para hacerle su llave a lo “Kishi” (si algo también cacho de las luchas). 

     Bueno en definitiva, una gran película que me ayudo a digerir el enjambre de ideas que me quedaron con Watchmen (ya se viene la crítica tranquilos), que te emociona bastante, y con súper pocos recursos, demostrando una vez mas que no se necesitan chorrocientos mil millones dólares para contar una excelente historia, con actuaciones soberbias y una dirección impecable (ojo que para Aronofski el merito es múltiple por que escribió, dirigió, fue tramoya, iluminador, sirvió los cafecitos y hasta le tiño el pelo a Mickey Rourke), ni cagando llega al cine así que si la ven en Blockbuster (o cuneteada, se ve la raja igual) llevenla no se van a arrepentir. Clasificación de la película? Esta vez no hay estrellas sino que millones de súper novas.