Durante el ATP Viña del Mar, en 2003, Marcelo Ríos jugó su último torneo profesional en canchas chilenas. Ocho años después, la mejor raqueta nacional se reencontrará con su público con ocasión de Los Maestros del Tenis, una oportunidad imperdible para que sus fans aplaudan su exquisito tenis y las nuevas generaciones descubran su legendario talento. Al chileno lo acompañarán cinco ex tenistas de renombre, entre los que se cuentan los ex números uno, el sueco Stefan Edberg y el ruso Yevgeny Kafelnikov, además del francés Cedric Pioline, el sueco Thomas Enqvist y Wayne Ferreira, de Sudáfrica. Todos ellos leyendas y ex contrincantes históricos del Chino en sus años de gloria en el Tour.

La competencia se realizará entre el 17 y 19 de febrero en el Monticello Grand Casino, ubicado en la Panamericana Sur Kilómetro 57, San Francisco de Mostazal. Allí se levantará un estadio con capacidad para 3 mil espectadores y con cancha de arcilla.

El formato de la competencia será por eliminación directa. Las dos cabezas de serie designadas por el torneo quedarán libres en primera ronda y avanzarán directamente a las semifinales para enfrentar a los ganadores del estreno.

Además de la presencia del Chino, el torneo permitirá que el público pueda apreciar nuevamente a grandes ex figuras del tenis. Un modelo exitoso aplicado también por deportes como el golf y su circuito senior. La idea es que este certamen se pueda insertar en los próximos años dentro del circuito internacional y así garantizar un espectáculo de primera línea por muchos años más para el público local.

Para el Director del certamen, Patricio Apey, el torneo será “una opción para reencantar a Chile con el tenis y a la vez potenciarlo. Es, además, una oportunidad para que las nuevas generaciones tengan la posibilidad de ver a Marcelo Ríos haciendo sus maravillas en la cancha. Chile, con su tradición tenística, merece un certamen de esta calidad”, precisó.

Por su parte, Cristián Delporte, Presidente del torneo, agregó que “lo que hicimos con este torneo fue hacer del deporte un espectáculo. Los seis jugadores que se presentarán en el Casino Monticello son un show que nadie puede perderse. La nostalgia está de moda y estos grandes de la historia demostrarán que el tenis es para toda la vida”, destacó