Para el 6 de diciembre –después de su presentación en Chile el 4 de diciembre en Espacio Riesco– Dead Can Dance fijó un concierto en Buenos Aires, en el teatro Vorterix. La decisión fue motivada por la alta venta de tickets en Chile y las reiteradas solicitudes de sus seguidores sudamericanos.

El dúo formado por Brendan Perry y Lisa Gerrard, comenzó su gira mundial el pasado 8 de agosto para promocionar la reciente producción musical Anastasis y la reunión de la agrupación, luego que se separaron en la década del 90.

Ya se ha vendido más del 70% de las entradas en Chile, con localidades agotadas. La zona 1 (tickets más caros) agotó sus entradas a los pocos días de su puesta en venta. Actualmente se encuentran algunas localidades sólo para dos sectores de la zona 2 ($42.350) y de la zona 3 ($24.200) a través del sistema puntoticket (www.puntoticket.cl).

Dead Can Dance presentará todo su talento y particular sello que mezcla Ambient, World music, Gótico, Dark Wave, Medieval, Ethereal Wave, cantos gregorianos, ritmos persas, música renacentista europea, música tribal africana y electrónica.