En 1984 cuando aún todo era gris y los únicos colores establecidos eran los mimetizados militares, por las calles de Iquique aparecían por primera vez y muy tímidamente, los primeros chicos con esos raros peinados nuevos y ropas de colores con chucherías varias colgando de sus chaquetas. En sus personal-stereos empezaron a regar por la urbe, una nueva música regrabada en los mismos casettes en donde antes estaban Tina Turner, Wham, Madonna, Silvio o Camilo Sesto. Fue así como bandas como The Ramones, Sex Pistols, The Cure y The Clash empezaron a rondar y sonar en nuestras mentes.

Uno de mis documentales favoritos es el estrenado el 4 de Abril del 2008, Joe Strummer: The Future is Unwritten o Joe Strummer: Vida y Muerte de un Cantante éste trata sobre su obra, además es una mirada a la vida e influencia musical de Strummer, antes, durante y después de su tiempo al frente de su mítica banda The Clash. El documental esta hecho a partir de conversaciones, entrevistas inéditas, algunas presentaciones nunca vistas y las grabaciones originales de su programa de radio para la BBC.

Al ver las declaraciones de Bono, Martin Scorsese, John Cusack, Brigitte Bardot, Johnny Depp, Matt Dillon, Steve Buscemi, Mick Jagger o Jim Jarmusch entre otros, se da cuenta de cómo su trabajo sobrepasó lo netamente musical y llegó a todos los ámbitos de la cultura popular.

En este film se descubre a un músico genial, creador de la combativa y politizada banda The Clash y que se adelantó al tiempo musical con The Pogues y The Mescaleros. Se cuenta la historia del mito y la del hombre, un ser tan vital y destructivo, rebelde y contradictorio, apasionado y mesiánico, él mismo se definía como El Caudillo del Punk Rock.

Debo tocar todas la cuerdas o ninguna por eso me llaman Joe Strummer (rasgueos)», “No me importa el dinero, pero sí la fama”, “De pronto conocí a un chico que no conocía a los Clash, en ese momento volví a la Tierra y me sentí destrozado…”. Los Pistols y Los Ramones nos dieron la estética y la actitud Strummer nos entregó un camino, una causa y un porque. Todos deberíamos llevar la polera con su rostro.

Dedicado a mi querido amigo Diego Clashito

 

Comments are closed.