Foto: Agencia Uno

Esta noche Carola de Moras nos demostró que habla inglés mucho mejor que el español, así que bien Carolita, por fin te luciste y el Rafa pasó a segundo plano. Sugiero que la próxima noche se haga todo el festival en inglés para que pueda ser brillando la modelo.

Rod Stewart: Él es especial, fue el primer artista internacional mega famoso que realizó un concierto masivo en Chile y eso lo hace parte importante de nuestra historia musical. Así que de cierta forma siempre le agradeceré a este caballero que haya sido un pionero en las visitas a nuestro país.

Cuando comenzó el show y vi a tanta mina guapa que lo acompañaba, entendí por qué Rod viaja con su hija: Por orden de su pareja. Estoy segura que esa señora nadita de tonta tuvo la brillante idea de sugerirle a Rod potenciar la carrera de la niña presentándose con ella en su giras. Pero patrañas! Lo que en verdad quiere es asegurarse que ninguna de esas barbies de las cuatro décadas se haga la linda con Rod.

Pero poniéndome seria, creo que el señor de 69 años vino a dar cátedra de cómo hacer un buen espectáculo en vivo. El show incluyó varios cambios de ropa, pelotas de regalo, clásicos de clásicos como Proud Mary, grandes momentos con canciones como I Don’t Want To Talk About It o Sailing, solos de instrumentos y una calidad de interpretación de alto nivel.

Siento que este show es ganarse bien las lucas. Fue redondito, queriendo un poco más pero absolutamente agradecidos por todo lo que vimos en ese escenario. Sólo un detalle: Que alguien le diga que controle el solaruim! Aún así, hasta el momento es por lejos el mejor artista que ha pisado la Quinta este año.

Gigi Martin: Exijo una indemnización porque en esta parte mi colón sufre un colapso espantoso. Me angustia ver cómo el público recibe a los humoristas después de espectáculos tan geniales como Rod Stewart.

La rutina partió media floja pero se fue afirmando y la trillada historia del curadito lo sostuvo durante toda la primera parte. Ahí salieron los animadores a dar la lata y regresó Gigi para la segunda parte.

Impactá, en serio que quedé plop cuando sacó el mono y vi al general. Creo que es un graaaan acierto y, aunque no le sacó el provecho que pudo, ese mono promete. Quedé con ganas de ver más, así que Gigito ahí tiene la opción de su vida de brillar.

La última parte de su presentación fue un fiasco. La imitación a Raphael estuvo demás y la predicación que se mandó después, con eso de que los sueños se cumplen, también sobró.

Pero aceptable todo en general. Asumamos que nadie le tenía mucha fe, así que logró pasar la prueba sin grandes destellos, pero la pasó.

Paloma San Bacilio: Milf. Directamente del museo de cera llegó esta Palomita. Pero sí, hablo de pura envidia porque se veía estupenda. Es cierto que en la gala parecía una Monster High pero esta noche se lució.

Cacharon los movimientos pélvicos que hacía? Cómo iba bajando mientras movía las caderas? Hizo que me avergonzara de mi pésimo estado físico. Estúpida y sensual Paloma.

Ahora, el público escuchaba respetuoso y por ahí había una que otra fanática que parada en su asiento cantaba a todo pulmón, pero creo que esta señora habría estado mejor la noche de Raphael.

Lo mejor? Cuando Carolita de Moras estaba hablando puras leseras y ella con su premio en mano la interrumpió con un Yujuuuuuuu! Maestra! Ya bueno… Beso a Beso también estuvo muy bien y “No llores por mí Argentina”. Gran voz!

Sonora Palacios: Oye ya córtenla con lo tarde que están saliendo los grupos que cierran, por qué no puede comenzar el festival más temprano? Bueno, los chicos salieron a hacer bailar a lo que quedaba de Quinta y despertaron al público con los clásicos panchangueros.

Uno escucha esta música y automática se teletransporta a un matrimonio o fiesta de fin de año y creo que por eso los queremos tanto. Muy bien los chiquillos aunque, seamos honestos, después de Rod todo lo demás pareció ser un festival comunal.