7G5A3006-2.CR2

Josh (Ben Stiller) y Cornelia (Naomi Watts) forman un matrimonio aparentemente feliz. Tienen más de 40 y se han resignado a la idea de que nunca podrán tener hijos. El, en tanto, lleva años tratando de terminar su segundo documental. La rutinaria existencia que llevan se verá remecida cuando conocen a Jamie (Adam Driver, Girls) y Darby (Amanda Seyfried), una pareja de veinteañeros hipsters que lograrán que se enfrenten de golpe con la juventud perdida.

Cuatro años después de Greenberg -y a dos de la elogiada Frances Ha -, el director estadounidense Noah Baumbach (quien recibió un Oscar por el guión de Historias de familia) vuelve a reclutar a Ben Stiller para diseccionar la crisis de mediana edad a través de los códigos de la comedia. El resultado es una cinta que ha sido elogiada en festivales como el de Toronto y el de Nueva York, y que también cuenta con las actuaciones de Adam Horovitz (líder de los Beastie Boys) y el director y crítico de cine Peter Bogdanovich.

Se estrenará en cines de todo el país el 25 de junio.

Stiller: «Cuando entras a los 40 eres definitivamente un adulto«.

Ben Stiller, cuyo papel fue escrito con él en mente, admite que «me siento afortunado por volver a trabajar con Noah después de Greenberg, que era una película más pesada. Esta tiene mucha liviandad pero no está interesada en ir tras el chiste para complacer a una audiencia masiva«.

Sobre la crisis que enfrentan los personajes, opina: «Sienten que son jóvenes y de pronto se ven enfrentados a gente realmente joven, y es todo relativo porque somos jóvenes comparados a lo que fueron nuestros padres. Pero no se puede negar que cuando entras a los 40 eres definitivamente un adulto. Y darse cuenta de eso es el tema de la película«.

Watts: «Soy completamente respetuosa de todo aquel que elige no tener hijos«

Naomi Watts, quien en el último tiempo se ha dedicado a actuar en aclamadas películas independientes como la ganadora del Oscar Birdman y St. Vincent, cuenta que decidió involucrarse en el proyecto por la calidad de su guión. «La escritura es realmente maravillosa. Creo que la forma en que Noah construye cada personaje con una voz única es realmente impresionante. Y rítmicamente sus diálogos funcionan«.

Sobre su personaje, una mujer joven que nunca tuvo hijos, señala: «Es un asunto que está en la sociedad y no sé si alguna mujer puede no pensar en eso en algún punto de su vida, incluso tomando la decisión de no tener hijos y alcanzar un lugar de paz al escoger no ser madre, de todas maneras habría una lucha de por medio. No soy un hombre pero no creo que ocupe las mentes de ellos demasiado. Soy completamente respetuosa de todo aquel que elige no tener hijos. Está completamente OK. Es un trabajo duro ser madre, así que tienes que desearlo«.

Baumbach: «Pensaba en cómo puede existir una discrepancia entre envejecer y madurar«

El director confiesa que quiso «hacer una película sobre el matrimonio y sobre cómo las parejas interactúan entre ellas y proyectan sus propios asuntos entre ellos. Pero también pensaba sobre envejecer, cómo puede existir una discrepancia entre envejecer y madurar«.

En relación a su estilo realista, cuasi documental, el cineasta destaca: «La antropología fue importante en la película. La antropología de los 40, la antropología de los 20 pero también la antropología de la ciudad (Nueva York). No es siempre fácil filmar a Ben Stiller en patines el metro y tienes que buscar la manera de hacerlo, pero al mismo tiempo vale la pena porque, conozcas o no la ciudad, sientes cuando ésta está operando realmente«.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here