Por: Patricio Sesnich Jr.

 

 

 

Este 2008, que dirá adiós en un par de días más, se convirtió en el primer año que he viajado poco a Santiago, bueno, el año 2007 fui dos veces, el 2006 una, sin considerar el periodo 2003 a 2005 en el cual permanecí allí en el bachiller de literatura y guión (y además, sin contar que venía cada fin de semana a la agradable ciudad de Iquique).

Antiguamente tenía motivos específicos para viajar a Santiago, como por ejemplo; una obra de teatro y una película que en Iquique haya sido anunciada, estrenada con pocas copias y no la hayan enviado a las 6 salas que tenemos. 

Pero este año no me vi en la necesidad de tomar un avión y viajar para ver una película, pues cada semana estrenaban; “Iron Man”, “Batman: El Caballero de la Noche” y otros impactos de taquilla, que me hacían revisar la cartelera general y darme cuenta que si aquí en Iquique tenemos 6 salas, 2 de ellas contaba con alguna de las mencionadas en versiones dobladas y subtituladas, en Santiago un cine de 12 o 14 salas la tenía en 6 y dejaba a un lado los films “menores”, porque en eso se han convertido las películas con pocas copias en nuestro país, en films “menores”, menospreciados (algunos) por la crítica nacional y otros por las cadenas de cine. Así es que cuando usted lea esto y piense: “En Santiago hay más variedad en cuanto a películas se refiere”, lo invito a pasearse por los sitios en Internet de los complejos cinematográficos para darse cuenta que las cosas están “parecidas” en cada rincón del país. La única diferencia es que cada jueves se estrena alguna cinta que merece la pena ver y no llega a regiones o para ser franco, a Iquique (porque “alcanzan” a llegar a Antofagasta y Calama por ejemplo). 

En Santiago había títulos que en Iquique podremos disfrutar pronto en formato DVD (cuando lleguen a Blockbuster) como la francesa “Un Secreto” y la aclamada “La Escafandra y La Mariposa”. He de admitir que me animé a ver ambas. Lástima que los dos cines que tenía cerca, las sacaron de cartelera en un dos por tres para darle cobijo a James Bond. Además, el otro punto; “La Escafandra…” está en DVD (Zona 1) desde principios de este año, lo mismo que la recién estrenada –en salas limitadas- “Lars y La Chica Real”. Y en estos tiempos, los que amamos de verdad el cine, conseguimos los DVD (originales, no los pirateados) para verlas. Aunque cuando llegan por fin a exhibirse en cines, nos queda la sensación de: “Esto es antiguo para mí”. 

Lo que vi en Santiago fue poco: 

NOCHES DE TORMENTA.

Se estrenó el 02 de octubre en cines nacionales. Ese día a Iquique llegó en forma simultanea con Santiago; “Espejos Siniestros”, permaneciendo en cartel aproximadamente 1 mes. ¿Qué pasó con el film romántico protagonizado por Richard Gere y Diane Lane? No pasó por salas locales y era un estreno esperado por una minoría (los que vemos las películas en la sala 1 o la sala 2, las más chicas) pero ni eso, no se exhibió. Es más, sin ánimos de ofender, sino de ayudar a Cinemark; me parecía curioso que pasaran las semanas y en los cambios de cartelera, “Noches de Tormenta” pasara de Cinemark Alto Las Condes al complejo Plaza Vespucio (en Santiago) y no la enviaran a Iquique, no así a Viña del Mar y Concepción. Y como soy un agradecido, tuve suerte de ver “Noches de Tormenta” el último día de exhibición en Showcase Parque Arauco (que fue el único complejo que la mantuvo 1 mes en proyección). 

Además, tenía motivos para ver este film; el año 2007 leí el libro escrito por Nicholas Sparks, un libro sencillo, lleno de inspiración y reflexión sobre dos solitarias personas que viven un apasionado fin de semana en Rodanthe en donde comparten sus secretos y ganas de salir adelante. Otro dato; estaba tan seguro que llegaría a estrenarse en Iquique que había preparado una nota para el diario en el cual publico; Diario 21. 

Si usted no pudo verla, tendrá que esperar a que llegue a DVD en los próximos meses (creo que febrero 2009), eso si, como leí el libro, quiero transcribir una parte del libro, en donde Adrienne (Diane Lane) le escribe a Paul (Richard Gere): 

“Quiero creer que es cierto. No, mejor dicho…, sé que es cierto. Antes de conocernos yo estaba todo lo perdida que puede estar una persona; sin embargo, supiste ver algo en mí que, de algún modo, me volvió a marcar un rumbo. Ambos sabemos por qué fui a Rodanthe, pero no puedo evitar pensar que intervino una fuerza mayor. Fui allí para cerrar un capítulo de mi vida, con la esperanza de que eso me ayudara a encontrar mi camino. Pero creo que tú eras lo que yo había buscado todo este tiempo. Y eres tú quien ahora está conmigo”. 

HIGH SCHOOL MUSICAL 3: LA GRADUACIÓN

Mi editor me va ahorcar por excederme en líneas. Prometo que esto será breve; ojalá este film de Disney no acabara nunca. Se suele “criticar sin ser visto” los films musicales, como la reciente “Mamma Mía!” con la tremenda Meryl Streep y canciones pegajosas de Abba, que fue un éxito a nivel internacional (en Chile estuvo 2 semanas en el primer lugar de las más vistas), pero se mira mal los proyectos salidos de Disney y este es el caso. “¿Una tercera parte, no será demasiado?”, las dos primeras fueron telefilmes exitosos y la tercera –y última, al menos con el elenco original, se anuncia una cuarta para tv- tenía que finalizar en pantalla grande. ¿El resultado? Deja una agradable sensación y qué bueno que miles de niños vibran con las melodías de esta franquicia, porque ellos están mucho más motivados, prendidos y alegres que (algunos) adolescentes que miran todo de mala manera…incluyendo esto…cuando, si se tomaran el tiempo (si es que lo tienen) de escuchar con detenimiento de qué tratan las canciones, sabrían que allá fuera hay problemas peores que volver del colegio diciendo: “Sólo quiero salir del colegio y ser universitario” o “Hoy no le voy hablar a esta persona porque me hostigó”.