Se trata de un recopilatorio, y decimoquinto disco, que celebra tres décadas de trayectoria profesional en la cúspide de la música popular española. Una oportunidad para unir algunas piezas de ese collage diverso y singular que posee la discografía de Luz Casal, de la que ha vendido más de cinco millones de copias en todo el mundo. Es una Ramo – un puñado- de canciones que resisten el paso del tiempo y las modas.

Un Ramo de Rosas se inicia con Gracias a la Vida (Violeta Parra, 1966), todo un himno de gratitud, que la artista española lo incorpora en sus shows hace algunos años , «resume mi manera de estar en el mundo» agrega Luz.

La segunda canción del disco, es una de las más estremecedoras de la intérprete gallega y la que sin duda se convirtió en su carta de presentación internacional: Piensa En Mí (Agustín Lara) fue la responsable de demostrar las capacidades vocales de Luz más allá del rock, género que la identificaba hasta entonces. Aquel bolero formó parte de la propuesta de Pedro Almodóvar para la banda sonora de su película Tacones Lejanos.

Con Nouvelle Vague, la banda francesa que se hizo célebre en el mundo entero gracias a sus covers en bossa nova, Luz revisita 18 años. El disco también rescata, la versión que juntos realizaron de Amado Mío, la canción con que Rita Hayworth interpretó en la película Gilda.

El nombre del disco lo da una canción original que cuenta con la composición de Juan Cerro y la autoría de Luz. Un Ramo de Rosas propone un canto a la liberación femenina tras una relación de sometimiento cuyos versos finales sentencian: «Te dejo el ramo de rosas, / ya entenderás mis razones / mientras yo te contemplo serena / desde la altura de mis tacones«. Versos que confirma la maestría de su intérprete en ese tono indiferente que otorga a la mayoría de las letras con temática amorosa .

Comentarios

Comentarios