Pato Sesnich - Una Novela Cebolla

Estos días, han sido agitados para Patricio Sesnich Jr. En una semana, estuvo compartiendo con los cursos de enseñanza media de su querido colegio (bueno, ex, egresó en 2001, pero ¿Acaso deja de serlo?) Colegio Salesiano Don Bosco. ¿Qué estuvo haciendo de regreso a las aulas? Estuvo presentándose como ex alumno, como escritor independiente, como columnista de Diario 21, columnista de Plan de Vuelo (o sea, este espectacular y nuevo sitio), panelista de los jueves en el matinal Despierta Tarapáca (Tarapacá Televisión) y como si eso no bastara, mostró su debut literario; Una Novela Cebolla.

El precursor del género de las foronovelas virtuales en Chile, en donde escribió las historias Amistad Perdida y Pan de Amor (2000, en colaboración con Coté Moreno y Alejandra Herrera), Una Novela Cebolla (2001, versión virtual), Huecas & Ardientes (2001-02) y Milk Shake (2002) platicó en exclusiva para PDV, en torno a un café y un sandwich jamón, queso y pasta de salame, en la comodidad de su hogar en una noche de lunes.

¿Muchos recuerdos?

– ¿El regresar al colegio dices tú? (sorprendido). Sí…Increíble, en un curso (el tercero medio A), el profesor jefe (Vicente Lemus Marín) me hizo clases durante un buen tiempo y le tengo mucho aprecio (incluso hice un documental sobre su persona, en año 2003 para el primer semestre de Com. Audiovisual, el único que hice para luego irme a Literatura). Vicente me hizo una breve introducción con su curso para después yo “largarme” a hablar hasta por las paredes, algo que a él como profesor le sorprendió (la timidez y el enfrentar a un público es algo que de vez en cuando supero, pero de vez en cuando regresa).

Interesante, ¿Y con los alumnos del establecimiento?

– He tenido un buen recibimiento por parte de los distintos cursos de la enseñanza media. Algunos son revoltosos y otros han sido respetuosos con lo que he hablado, en realidad ha sido una experiencia enriquecedora que incluso se ha alargado tras el toque de la campana, algunos se han acercado a mí para preguntarme detalles sobre mis próximos escritos y sugerencias varias. Confío que esas conversaciones se puedan mantener, porque a fin de cuentas, un escritor se debe a su público.

¿Escogiste tu ex colegio (Colegio Salesiano Don Bosco) para promocionar tu libro o habías visitado otro establecimiento?

– Cuando Una Novela Cebolla no estaba publicada y tenía unos ejemplares de obsequio, fui invitado al Eagle College (Iquique), a un primero medio, a hablar de los comentarios y publicaciones de cine de Diario 21 y de Plan de Vuelo. Podría considerar que debuté mis presentaciónes para con los colegios y los cursos de enseñanza media con ellos.

Cuéntame de “Una Novela Cebolla”

Una Novela Cebolla básicamente es una novela dentro de otra novela. En televisión se han visto producciones nacionales como “Mi Nombre es Lara” (TVN – 1987) Y “Loca Piel” (TVN – 1996) donde los personajes personifican a actores y realizan telenovelas. “Una Novela Cebolla” es mi homenaje al género dramático, a las teleseries. Gira en torno al área dramática de Contrastes Televisión que realiza la producción “Pasiones Sudorosas” escrita por la periodista estresada Vanessa Lycos y dirigida por el experimentado Cristián Rodrigues. En contraparte, hay una revista de espectáculos, cuyo dueño –Miguel Camacho- desea boicotear la telenovela con artimañas como crear entrevistas falsas de los actores y utilizar a una de sus periodistas para que se haga pasar por una reportera extranjera.

¿Cuándo nació la idea?

– La idea nació (y la finalicé) en el año 2001 (un punto importantísimo, me encontraba en cuarto medio) y la retomé, o mejor dicho, la volví a leer en el año 2007. Cuando pensé “Qué historia quería publicar”, me puse a leer las foronovelas virtuales que estaban online (solamente tres, las dos primeras se perdieron y los discos de respaldo, también) y pensé en “Una Novela Cebolla” porque es una historia a la que le tengo mucho aprecio (como todo lo que escribo), especialmente porque marcó una etapa de ese año 2001, de hecho, la esencia de ese año se mantiene, un pedazo de ese año está en esas páginas.

¿A qué te refieres con eso?

– Me refiero a que existen situaciones que ocurrieron el año 2001 en algunas clases (como las de consejo de curso) que me inspiraron en algunos capítulos (aunque la historia no esté ambientada en un colegio) o como el boom que existía por ese entonces con los “Chats de los Famosos”, de hecho hay 2 capítulos que son precisamente eso, un Chat con los personajes…Eso sí, en la reescritura (que hubo, modifiqué el final y algunas situaciones) pensé durante unos instantes el incluir más Chats de los Famosos, pero lo dejé para una próxima creación. Hay también capítulos dedicados a un talk show y que está inspirado en “Laura en América”.  También en 2001 pasó algo triste para Canal 13, su área dramática estaba peligrando y justo, estrenaron en el segundo semestre del año “Piel Canela”, donde debutaron Benjamín Vicuña y Gonzalo Valenzuela, junto a Paz Bascuñán y trataba de…¡una novela dentro de otra! La escribió Pablo Illanes.

Momento ¿”Piel Canela” y “Una Novela Cebolla” nacieron el mismo año?

– Nacieron el mismo año, pero mientras “Piel Canela” empezaba sus transmisiones, yo estaba terminando “Una Novela Cebolla”. Recuerdo que me preguntaron en ese entonces si me habían copiado la idea y en verdad, no, no hubo copia, solamente se parecían en que las dos historias estaban ambientadas en el mundo de las telenovelas. Eso y tener a Vicuña y a la Valenzuela dentro del “elenco”.

Te refieres al “elenco virtual” que armaste

– Sí, algo que empecé a realizar cuando escribí las foronovelas virtuales fue crear un elenco, ponerle rostro a los personajes y en “Una Novela Cebolla”, tenía un “elenco” de primer nivel (menos mal que no me cobraron por utilizar sus nombres). Aparte de hacer “debutar” (virtualmente) a Vicuña y Valenzuela, también consideré a actores extranjeros como Guy Ecker y Lorna Paz, y a Luciano Cruz Coke, Carolina Arregui y Roberto Vander, en fin…También amigos míos, ajá, porque a medida que escribía, pensaba que amigos míos también podrían pertenecer al “elenco virtual”.

¿Por qué el lector Iquiqueño y chileno tiene que comprar / leer “Una Novela Cebolla”?

– Lo primero y esencial, es, para que apoyen a la literatura nacional, hay muchos escritores que sacan libros y el gran problema radica (aparte de los precios, que a veces son excesivos) en que la gente no pasa por las librerías, es muy poco lectora. En el caso de los Iquiqueños, si generalizar, creo que son buenos lectores, y en Iquique hay escritores independientes como yo que luchan por mostrar sus creaciones, por publicarse. Lo segundo, “Una Novela Cebolla” es una historia fresca, llena de personajes en situaciones cargadas de enredos y un poco de humor negro. Y lo tercero, el precio está al alcance del bolsillo del comprador, a $6.000 en Librería Golden Book (Mall las Américas) y su sitio web: www.goldenbook.cl

¿Y del próximo libro qué nos puedes adelantar?

– Tengo tres ideas terminadas, una de ellas se convertirá en mi libro del 2010. Eso si, no tiene nada que ver con “Una Novela Cebolla”, de hecho, tiene más carga dramática que carga humorística o situaciones llenas de ironía y pocos personajes. Más adelante me tomaré un buen tiempo para crear una historia coral como lo hice en la época de las foronovelas virtuales.

Comments are closed.