Tarapacá es un territorio rico en cultura y disciplinas artísticas, es sabido por todos que el norte grande de nuestro país, especialmente la región que habitamos, destaca a nivel nacional por los actores y dramaturgos que genera, además de poetas, pintores, músicos y escritores, sólo por nombrar algunas disciplinas artísticas.
Si nos centramos en los escritores destacados de la región, uno de ellos es Héctor Lizana, dedicado a las artes desde hace medio siglo, “Don Tito” como lo han llamado desde pequeño, si bien no es nacido en Iquique, con el paso del tiempo, se ha convertido en uno más de los habitantes de esta Tierra de Campeones.
A Héctor es fácil ubicarlo, siempre está instalado en el lado norte de Plaza Prat, su pequeño puesto llama la atención a distancia, el escritor en el último tiempo se fue a instalar al principal lugar de la ciudad, espacio público en el cual día tras día ve pasar a cientos de personas, todos en su propio mundo, tratando de desarrollar su propia historia, ahí, a un costado está don Tito, vendiendo sus libros y sus cuadros, ambas creaciones llaman la atención por su originalidad, éstos tal como comenta él, son la forma de expresar al mundo lo que siente, lo que está en su ser más íntimo.


Entre sus creaciones literarias destacan por ejemplo, Amor de Carnaval y Memorias de un largo viaje éste último, libro que mezcla ficción y realidad, refleja el espíritu aventurero de Héctor, nacido en Santiago pero que vivió 35 años en Brasil, lugar en dónde pudo pulir de mejor forma su arte, que no es mas que reflejar la cotidianeidad.
El pasar por Plaza Prat y conversar con el artista es algo enriquecedor, poseedor de una sabiduría que sólo tienen los viajeros, los de corazón libre, te encanta con sus historias y sus anécdotas de inmediato, “recuerda que desde que era un veinteañero fui a recorrer Sudamérica”, recalca, por eso el cúmulo de experiencia sobre la vida.
Yo más que vender libros o cuadros, vengo todos los días a Plaza Prat para conversar, para conocer historias, muchas veces pasa que veo gente pasar y ya sé dónde van, que van a hacer, para mí es muy grato que la gente se acerque y comparta experiencias, porque eso para mí es esta plaza, más que un paseo tradicional de Iquique, es un excelente lugar para entablar una conversación”, señala.
Héctor es de esos creadores que canaliza su creatividad por medio de las artes en general, con experiencia en la actuación y la pintura, también realiza cuadros a pedido o creaciones propias en donde muestra su esencia, “Pintar desde siempre me ha gustado, es una verdadera vía de escape


¿Cuándo y por qué se trasladó hasta Iquique?

Llegué hace más de diez años a Iquique, a través de una amiga, encontré que esta hermosa ciudad era bastante simple y tranquila, ese sentimiento aún lo tengo con Iquique, me considero uno más.
Claro, ya es un iquiqueño, es parte de la ciudad, más que todo porque uno lo puede ver todos los días en Plaza Prat, sentado promocionando sus creaciones. Es común verlo la mayoría de la veces acompañado, ya sea por un amigo de años, algún fanático de sus obras o simplemente alguien que pasaba por el lugar y se acercó para saber más de él, seguramente esa persona pasará nuevamente ya que Héctor lo cautivará con sus historias de mundo, sus relatos mezcla perfecta entre fantasía y realidad, sus historias de calle.

Para ubicar a Héctor para conseguir algunas de sus obras, se debe contactar al mail hectorlizana@hotmail.com