Al escuchar una canción de Sarem es imposible quedar indiferente, con una lírica destacable y directa, desde la primera rima deja claro que cuando se habla de calle en la cultura Hip Hop local, él es uno de los que más sabe. Pero todo este conocimiento del arte callejero no llegó por casualidad.

Nacido en Santiago, dice sentirse un iquiqueño más, ya que en la Tierra de Campeones es dónde ha crecido, y no es una frase cliché; aquí formó una familia, se ha desarrollado como MC y conoció a los que son parte importante de su desarrollo musical y artístico, la gente de Rima Okulta.

Este artista urbano rapea sobre vivencias propias, de amigos o simplemente percepciones que tiene del ambiente que lo rodea, el cual desde pequeño nunca ha sido el más favorable, ya que siempre ha estado rodeado de ambiente callejero, ese que para los artistas urbanos significa dos posibilidades, o te hace crecer y plasmas tus vivencias en tu lírica, tus beats, tus pasos de baile o en la forma en que tatúas las murallas, o simplemente te traga y te transformas en uno más del montón. Sarem tomó la primera opción.

Si se quieren fijar parámetros dentro de su carrera, es imposible, pese a que sabe que vive – como la mayoría de los que pertenecen a la cultura urbana en Iquique – con el estigma de ser el rapero, nunca se ha quedado ahí, y poco a poco ha ido creciendo, filmando sus propios videos y produciendo sus propios temas, por ejemplo, la idea como detalla, es siempre seguir sumando, jamás quedarse en los laureles, ya que sus vivencias e ideales, siempre los ha querido dar a conocer.

 

La Calle, sólo una parte de la escuela   

Sarem es parte de Rima Okulta, un colectivo Hip Hop nacido en Arica, el cual es conformado por varias familias, una de las gracias de esta agrupación, es que quienes la forman se dedican a las diferentes ramas del arte callejero, en ella se encuentran creadores de beats, poetas urbanos, grafiteros, productores; detalla que son un todo, lo más importante es que siempre se dan la mano, Rima Okulta es una verdadera familia de artistas.

Al momento de crear música, detalla que cuando le llegan algunas pistas, las escucha y para la que le gusta, sola va saliendo la letra, la cual – como detallábamos – habla sobre sus vivencias, su historia, la historia de amigos, en la mayoría de sus canciones trata de dar un mensaje, por eso no rapea sobre política, ya que está consciente de que no importa cuanta mierda se tire a un político o cuanto se hable de él, si éste es corrupto, seguirá corrupto, por eso prefiere rapear acerca del barrio, del día a día, también por qué no, dando un mensaje a los jóvenes que andan en malos pasos o que están perdidos en la droga.

Uno de los pasos importantes que ha dado Sarem en su carrera, es la auto gestión de videoclips a sus canciones, junto a gente de su familia artística como Eleu y Granmeis, sólo por nombrar algunos, a veces graban las tokatas y luego gracias a la tecnología de hoy en día, arreglan y presentan los videos.

¿Cómo ha sido la respuesta de la gente con tus videos?

Genial, en total hemos hecho tres y la aceptación de la gente ha sido bastante buena, el más visto es Soy otro corte, pero los demás han quedado bastantes buenos.

¿Te han ayudado en el desarrollo de tu música?

Claro, he podido mostrar mis videos por internet a amigos en el extranjero, ahí igual he tenido una notable aceptación, así que todo bien, también a veces he recibido comentarios que me tratan de cuico porque invierto en estas cosas, cámaras, computador, micrófonos, pero no pesco mucho, la idea es seguir creciendo y tengo que comprarme algunos elementos para hacerlo.

La llegada de su hijo le cambió la perspectiva de la vida, según sus propias palabras, influye mucho en lo que rapea y en su comportamiento el que haya conformado una familia, su mujer y su primogénito son muy importantes para él por lo tanto trata de cuidar lo que dice y cómo lo dice.

Sarem tiene una visión bastante personal de lo que pasa en la calle hoy en día, “Los niños se creen maleantes, la cosa está cuática en las calles, andan todos a la ofensiva, me gustaría que hubiese más unión en el movimiento”, detalla.

Es bueno que haya más gente en la cultura, pero están muy acelerados los cabros, hablan muchas cosas que no son, son muy funados”, agrega.

Ahora último su hijo Bastián se ha sumado a cantar con él, en este tiempo realiza los apoyos, cuenta que solo se acercó y empezó a rapear, se nota que le gusta el arte urbano.

Sarem espera que Bastián siga sus pasos, sería bueno que se convierta en un MC si eso es lo que quiere, lo importante es que sea real en lo que habla, que pueda plasmar sus vivencias, buenas y malas en sus letras – tal como lo ha hecho él – sin miedo pero con un gran respeto a la calle.

 

Comentarios

Comentarios

Comments are closed.