Durante los primeros meses de este año, Los Bunkers realizaron una extensa gira por el país, esta los llevó de norte a sur y – aparte de los conciertos y shows exclusivos – les permitió participar en cuanto festival y celebración popular hubo. Un plus importante a todas sus presentaciones en Chile, fue el éxito rotundo que tuvieron con su presentación en la última versión del Festival de Viña del Mar, show que los consagró a nivel masivo como una de las bandas más importantes de Chile, título que por supuesto no es moda ni nada por el estilo, ya que durante varios años han demostrado que cuentan con una gran cantidad de fanáticos nacionales, así como extranjeros, y han sabido mantener una carrera que siempre ha ido sumando.

Después de una visita fallida durante el verano, al fin le tocaba el turno a Iquique.

En la Tierra de Campeones ya se habían presentado años atrás con bastante éxito, localmente cuentan con una gran cantidad de fans, por lo menos el ambiente previo a la presentación así lo dejó claro, entradas de distintos sectores agotadas y gran conmoción a través de la redes sociales sobre todo, hacían presagiar que sería una gran presentación.

El concierto

La Casa del Deportista estaba casi llena, desde temprano comenzaron a llegar los fanáticos de la banda, muchos niños y jóvenes que daba la impresión que no habían disfrutado de ellos antes en un concierto, de igual forma se apreciaba una gran cantidad de personas que se notaba que los seguían desde hace tiempo y ya habían tenido la suerte de corear sus canciones en vivo.

Unos minutos pasada las 21 horas comenzaron los acordes de Santiago de Chile y el público prendió de inmediato, luego fue el turno de Llueve sobre la ciudad y el karaoke no se hizo esperar, miles de personas cantando y disfrutando de un concierto – que si bien tuvo algunos problemas de audio por la naturaleza del lugar – fueron los menos gracias al fervor de la fanaticada. En más de dos horas de presentación se hizo un repaso por todos los hits de la banda, incluyendo los más queridos por los fanáticos como Miéntele, Ven aquí y la ahora popular Ángel para un final, la energía desplegada por la banda en el escenario, dejó en claro que Los Bunkers tienen vida para rato.

Personalmente disfruté del show de principio a fin, ya los había visto anteriormente, hace años en la Universidad Arturo Prat cuando recién se hacían conocidos a nivel nacional, y esta excelente presentación me trajo buenos recuerdos de tiempos pasados, incluso de ese día, cuando de fondo sonaba Miño.

Para ver las espectaculares fotos del evento, un click aquí

Comentarios

Comentarios

Los comentarios están cerrados.